viernes, 31 de diciembre de 2010

Industria cultural del vestir



La reproductibilidad técnica no conoce límite y el hombre conoce el suyo. La tragedia signa a este sujeto naciente. Conciente de su finitud, se enfrenta a su poder de empujar las existencias más allá de su existencia, sabe que puede tener todo pero termina poseyendo nada.

Si bien dar cuenta de la moda en su carácter industrial parece una obviedad, considerarla dentro del universo de las industrias culturales resulta más atractivo y novedoso (aunque puede que también carezca de originalidad). Porque la moda más allá de producir para un mercado, buscar la realización de ganancia, satisfacer una demanda que ella misma se genera, marcar un ritmo que se impone a las conciencias individuales, produce un conjunto de significados por los cuales podemos incluirla dentro de lo que Adorno y Horkheimer llaman industria cultural.

Como todo campo, crea sus propias jerarquías, también su escala de ascensos y descensos, sus modos de obtención de prestigio y su perdida, sus normas y su sistema de celebridades. Fundamentalmente establece su forma de distribución de capital. Como todo campo, está abierta al juego ortodoxia-heterodoxia por la hegemonía al interior de la estructura. Las posiciones dentro del campo se conquistan mediante lucha, donde la ortodoxia busca conservar el status quo que por su posición dominante le corresponde. En cambio los nuevos participantes, o quienes tienen una posición menos favorable en la circulación o regímenes de intercambio de capital, buscan subvertir las reglas del juego.

Las posiciones: editores, diseñadores, consumidores, productores, modelos. Esas son las fundamentales, a su vez existe toda una periferia de puestos que se superponen dando sentido y color característico a los primeros, que son los que identificamos como exclusivamente vinculados con la industria cultural de la moda. Los fotógrafos, los publicistas, son personajes que juegan su rol en la interacción con múltiples campos, pero los editores, los modelos, los productores de moda, y los consumidores tienen una posición definida y exclusiva, bien establecida como propia al interior de los intercambios en el campo.

1 comentario:

  1. Hola! Qué interesante me ha parecido tu blog! Lo acabo de descubrir, te sigo! Y feliz 2011!
    Mónica.

    ResponderEliminar